Cómo la alimentación coreana te hace adelgazar y tener una piel resplandeciente

Cómo la alimentación coreana te hace adelgazar y tener una piel resplandeciente

No es un secreto que el continente asiático tiene una de las tasas más bajas de obesidad del mundo, y a su vez, cuenta con los índices de mayor longevidad de la población.

En este post, te contamos, de primera mano y tras haber vivido la experiencia de convivir y alimentarme con coreanos y adquirir sus buenos hábitos alimenticios, los mejores tips para seguir una dieta variada, saludable y sobre todo deliciosa.

Este verano lucirás el cuerpo que siempre quisiste gracias a los sabios consejos tradicionales de Corea del Sur.

mesa con platos coreanos

Principios básicos de la dieta coreana

La cocina coreana tiene nombre propio: Hansik o Hanjeongsik. Muchos expertos han estudiado este estilo de cocina desde el punto de vista de la salud, e incluso, desde una perspectiva de gastronomía y tradición. Esta alimentación está basada en platillos sencillos, con alimentos al alcance de todo el mundo y que son tratados de una manera especial, por ejemplo, mediante la fermentación. En este post, nos centraremos en la cocina coreana, la cual, aunque comparta similitudes con la cocina japonesa y china, estos tienen su propia gastronomía, manera de cocinar e incluso propios alimentos.

Es importante tener claro una serie de principios que cualquier coreano te puede definir a la perfección cuando le preguntas como mantiene su delgada figura: Nunca van a llenar completamente sus estómagos y estratégicamente elegirán aquellos alimentos nutritivos y que les aporten energía. A todo esto, la alimentación coreana está basada en los siguientes grupos de alimentos:

  1. El arroz como base de su alimentación. En todas las casas coreanas, encontrarás un robot de cocina especializado en hacer el arroz coreano. El arroz que usan no es integral, pero si quieres obtener más beneficios, te aconsejamos que emplees arroz integral al tener más contenido de fibra y así, sentirte más lleno. Sin embargo, perfectamente puedes consumir el arroz clásico, sustituyendo al pan y sus harinas refinadas. Mucho más sano y a la larga tu cuerpo lo reconocerá.
  2. Más pescado y menos carne. Otro de los secretos de la cultura culinaria coreana es la alta incorporación de pescado y mariscos. Los asiáticos prefieren consumir pescado antes que carne, y hay una gran variedad de platos y formas de cocción del pescado. Muchas veces, se come crudo. Lo suelen acompañar de salsas como soja o cualquier otra salsa picante.
  3. Olvídate de los refrescos y elige agua o infusiones. Una de las cosas más llamativas que experimenté viviendo en Corea, fue el ir dejando paulatinamente los refrescos. Claro que se venden este tipo de bebidas, de hecho, Corea y Japón disponen de una amplia variedad de refrescos azucarados y gaseosos, sin embargo, no es tan común beberlo como lo es en Occidente. Siempre verás a los coreanos tomar soju coreano o cerveza, y en la hora de cenar, tras acabar sus largas horas de trabajo. Durante las comidas, los coreanos no acostumbran a beber nada, y si lo hacen, será agua o té. En Japón, sin embargo, si es muy común el beber té verde durante las comidas. Y creedme, se genera una adicción a tomar té con las comidas.
  4. Kimchi, ese alimento del que todo el mundo siente curiosidad. Hablar de Corea, es hablar del Kimchi. Es el producto referencia de este país y se consume diariamente. No es extraño ver en todos los hogares coreanos una cámara frigorífica exclusiva para este alimento. Pero, ¿qué es el Kimchi?

El kimchi está formado por una base de col china fermentada durante días, pimientos picantes, ajo, alguna verdura y jengibre. Todo esto se deja fermentar y se crea este producto que para los coreanos es el elixir de la juventud y de la delgadez. Además, se le atribuye propiedades contra el cáncer, la obesidad, el colesterol malo… etc.

La manera de cocinar los alimentos también hacen la diferencia. En general, los coreanos prefieren cocer los alimentos al vapor, por lo que, no pierden ni sus propiedades ni minerales y a la vez, mantienen el sabor y la textura. A ello, se le añaden salsas, condimentos y especias creadas por ellos mismos, que potencian el sabor y no agregan tantas calorías extras. No estamos hablando de salsas como mayonesa o keptchu. Son salsas naturales y orgánicas.

ejemplo de platos coreanos

¿Por qué la cocina coreana será tu gran aliada en la pérdida de peso?

En el anterior punto, se destacaron los puntos básicos a tener en cuenta para llevar un régimen más limpio y así adelgazar. La alimentación coreana, por lo tanto, será perfecta si quieres perder esos kilos extras o incluso, curar la obesidad, debido a:

1- Dieta muy baja en grasas animales.

2- Pocos azucares procesados e hidratos de carbono simples, y sin embargo, alta en carbohidratos complejos.

3- Aumento del consumo de verduras y hortalizas.

4- No hay tanto consumo de frutas ni lácteos.

Además de todo esto, hay que incluir una serie de alimentos que siempre estarán presente en una dieta asiática: cereales como el arroz, descartando el pan y aquellos hidratos de carbono simples. Añadir legumbres como la soja, principal fuente de proteínas en una dieta coreana, ya que moderan el consumo de carne como antes se señaló. Hay recetas muy variadas que incluyen el tofu el cual combina con casi todo tipo de alimentos, desde comidas más saladas, postres…

Y con respecto a la carne, aunque los coreanos no consumen tanta, sus preferidas son el pollo y el cerdo. Tienen su típico pollo frito y la famosa barbacoa coreana, en la que combinan diferentes vegetales, salsas y carnes que asan en un asador. También,existe uno de sus platos tradicionales, el bulgogi, que consiste en una carne de ternera cortada en rebanadas finas que se ha macerado en salsa de soja dulce y se condimenta con especias y verduras cortadas en juliana. De hecho, solo en Corea del Sur es donde McDonald vende la hamburguesa de bulgogi que a opinión personal, no está entre mis favoritas, pero que muchos turistas la adoran.

plato coreano y sushi

El consumo de pescado es mucho más frecuente en la sociedad coreana. Lo preparan asado, fritos, fermentado, salteados y hasta crudo como el sashimi. También Corea del Sur tiene dentro de su gastronomía un plato peculiar, el sannakji, o en otras palabras, el pulpo vivo. No apto para personas vegetarianas ni que sean demasiado sensibles, pero sin duda, una exquisitez. Lo preparan con diferentes condimentos y se come mientras los tentáculos aun están moviéndose. 

Corea también cuenta con su propia versión del sushi, el cual se llama Gimbap, que es más grande que el sushi típico japonés e incluye más vegetales. De hecho, el preferido de los coreanos es con vegetales y picante. Solía comer esto a principios de mes, cuando no contaba con mucho dinero, ya que es sumamente barato y con uno es suficiente para sentirte satisfecho para casi todo el día.

Y a todo esto, uno se pregunta, los coreanos ¿no comen dulces? ¿no tienen postres o bollería? ¿ tienen dulces tradicionales?

En realidad, si tienen, y mucho. Si os soy sincera, Corea y Japón tienen muchas variantes de dulces y postres. Los mejores helados que he probado en mi vida, son coreanos, y en todas las cafeterías y heladerías podrás disfrutar en verano de un bingsu (granizado con frutas y frutos secos naturales que es enorme y se comparte entre dos o más personas). Una diferencia importante que encontré entre los dulces asiáticos y los dulces que tenemos en España, es la cantidad de azúcar que tienen. Los dulces coreanos apenas tienen azúcar, son más pequeños y se nota que están elaborados con ingredientes más naturales. De ahí, que sean mucho más sanos y que no te den picos de insulina fuerte.

barbacoa coreana ejemplo

¿Cómo y cuando comen los coreanos?

Los coreanos son muy estrictos con sus horarios en las comidas. La principal comida del día es el desayuno, que les da energía para el resto del día. A diferencia del desayuno europeo, los asiáticos empiezan con una comida fuerte en la que se incluye, sopa de pescado, patata o huevo, cuenco de arroz y sopas de fideos o legumbres. No hay café ni cereales ni bollería. En Japón el desayuno es similar, la sopa de miso y el cuenco de arroz. No os voy a negar, que cuesta hacerse a la idea de desayunar así, pero que es sano, lo es.

Los coreanos trabajan muchas horas al día y especialmente en ciudades como Seúl o Busán, la comida del medio día, que se hace sobre las 11 horas, se realiza fuera del hogar en algún restaurante o en las convenience store que están muy bien habilitadas para comer algo rápido y volver a trabajar. Ahí comía yo mucho cuando necesitaba ahorrar dinero.

La cena se realiza a las 17 h-18 h, cuando uno llega a casa. Este es otro factor importante en la pérdida de peso, porque no te vas a la cama con la comida en el estómago y has hecho alguna actividad antes de irte a dormir que ha podido quemar la cena.

También la manera en la que se sirven los alimentos llama la atención. La tradición coreana exige servir los alimentos en cuencos y platos pequeños. Cada uno tiene su propio cuenco de arroz y luego existen platillos más pequeños llenos de vegetales o salsas que se comparten. Uno come el arroz y va añadiendo mientras tanto los distintos vegetales y especias, crean distintos sabores.

helado de mando coreano

Resultados que se consiguen tras una dieta coreana

Hablando desde la propia experiencia, tras haber vivido una temporada en Corea del Sur, con una familia típica coreana y comiendo con ellos el 90% del tiempo, hubo un cambio físico y mental. Físico se tradujo en una pérdida del exceso de grasa de mi cuerpo, sin haber deterioro en el músculo y reducción del volumen. Mi cuerpo iba teniendo una versión más coreana, como cualquier cantante del K-pop. Además, la piel recuperó elasticidad y brillo natural. A nivel mental, conseguí energía, serenidad y fortaleza. Quién me veía quedaba asombrado de tal cambio.

Por ello, ciegamente recomiendo realizar este tipo de alimentación, en la que no hay privación de casi nada, solo moderar las cantidades y escoger alimentos nutritivos por delante de alimentos que aportan calorías vacías.  Además, que la recuerdo como una gastronomía deliciosa, de la que disfruté comiendo.

Sin duda, la alimentación coreana es algo que a mi personalmente me ayudó a tener un equilibrio en mi alimentación, te garantiza la pérdida de peso de manera muy sana y nutritiva y existe una variedad de platos muy interesantes que se deberían agregar a nuestra cultura.

2 comentarios en “Cómo la alimentación coreana te hace adelgazar y tener una piel resplandeciente”

Deja un comentario